Datos del Probador

Nombre: Teresa
Apellidos: Alonso
Edad: 41 años
Profesión: Operaria de prodcucción en CEVA
Primer coche: Opel Corsa 1.0
Coche actual: Megane emotion 1.5dci 100
Aficiones: Los animales, el trekking...

Fotos
Blog de Juan Teresa Alonso
Probador DS 5 - Blog de Teresa Alonso     Después de tener una semana el DS5, la palabra que mejor resume el coche es excelente. Es un modelo muy bonito, original (mucho más que sus alternativas alemanas y japonesas), y llamativo, sobre todo por detalles como el techo eléctrico, la instrumentación digital o incluso los propios intermitentes de los faros. En resumen: era el centro de muchas miradas. Pero, además, esto no está reñido con ser un coche “Premium”, ya que tiene detalles de acabado excelentes (el volante y la tapicería de cuero) y equipamiento muy tecnológico, como la pantalla táctil que puede sincronizarse con el móvil, la cámara de visión trasera o el proyector de información en el parabrisas.

    Por otro lado, su comportamiento en carretera es muy bueno y muestra un gran aplomo. Si es cierto que su postura de conducción, a priori, es menos deportiva que los BMW o los Audi, por ejemplo, pero sin embargo se comporta muy bien en zonas de curvas. Eso sí, su hábitat natural es la carretera y, sobre todo viajes largos, dónde se muestra muy cómodo. Su motor diésel tiene un consumo muy reducido a velocidades por debajo del límite (en carretera ha llegado a bajar de los 5 litros de media, también gracias a la sexta marcha) y, además, mueve al coche sin problemas. Sería perfecto si al ralentí sonase y vibrase menos (mi Renault Megane 1.5 dci es más refinado) y si ofreciese mejor respuesta a bajas revoluciones.

    En cuanto a su habitabilidad, es mejor que la de los compactos (destacando la guantera situada entre los asientos delanteros). Sin embargo, su maletero es algo más reducido que otras berlinas, aunque el portón resulta bastante práctico. Los asientos son muy cómodos y los reglajes eléctricos hacen que sea sencillo viajar a gusto. Además, era la primera vez que teníamos un coche con asientos calefactables y nos ha gustado mucho la opción (en Palencia hace mucho frio en invierno).

    En resumen, el coche nos ha parecido realmente bueno y nos ha sorprendido gratamente. De hecho, nos gusta mucho más que sus alternativas “Premium”. Sería perfecto con otras llantas de aleación (las de nuestra unidad eran muy sensibles y debías andar con cuidado para no rozarlas), si mejorase algunos detalles de acabado (el botón de encendido y el reloj de la consola central resultaban un poco chocantes) y, quizás, algo de protección en los paragolpes frente a roces y arañazos. También sería ideal que tuviese alguna promoción para hacer su precio un poco más asequible… pero eso es otro cantar.