Datos del Probador

Nombre: Borja
Apellidos: Rozalén
Edad: 31 años
Profesión: Administrativo
Primer coche: Opel Corsa
Coche actual: Opel Astra
Aficiones: Ciclismo, viajar, coches...

Fotos
Blog de Borja Rozalén
Probador DS 5 - Blog de Borja Rozalén     Empecemos con el tema que nos trata, el DS 5 2.0 BlueHDI 150 CV, es difícil hacer mención al coche con solo 140 caracteres, porque merece bastantes más. Lo primero que me ha llamado la atención del coche desde siempre es su estética demoledora y ya el tenerlo en mis manos ha sido decisivo. Le veía como una gran berlina en todo su concepto, pero el conducirlo y sentarme dentro cambió totalmente mi idea, es una gran berlina por el lujo que porta y por la percha que luce, pero hay algo que esconde en su interior, su deportividad mezclada con un toque atractivo que le hace ser distinto. A diferencia de otros competidores, puede abarcar muchos más calificativos que el de señorial, y la franja de edad de sus posibles compradores se abre como un abanico.

    Entrando más a fondo en la unidad probada, destacan lo primero los asientos de gran calidad, en el tejido, en las costuras y por si fuera poco, ajustables eléctricamente. Una vez sentado, el techo panorámico, mezclado con la consola superior y los mandos, el head up...el salpicadero corrido hasta el freno automático de estacionamiento, el volante achatado en la base o los pedales con inserciones metálicas te hacen sentir en el puesto de mando de un F18. La estética exterior como el doble escape, las inserciones cromadas por todo el coche, las llantas de 19, los intermitentes progresivos.... le aportan una distinción única.

    Todas las asistencias, apertura, y cierre, despliegue de espejos, arranque, encendido de luces, elección de cortas y largas, vigilancia del ángulo muerto, sensores de proximidad y cámara trasera, alerta de cambio involuntario de carril hacen del DS 5 un coche seguro. Son opcionales que bien pueden ser vistos como algo superfluo pero que en su correcto uso aportan un plus de seguridad.

    En cuanto al comportamiento, se trata de un coche con aplomo y con un buen paso por curva. Si contara con una suspensión multibrazo tendría un tacto mucho más refinado que el que actualmente tiene. El peso es alto, punto que se nota en el primer arranque en primera. En autovía hablamos de un rutero incuestionable y en carreteras secundarias de cualquier índole y puertos de montaña o carreteras con curvas, saca una deportividad que te hace olvidar el segmento que conduces. La marcha es silenciosa, habitáculo muy bien insonorizado, todos los portaobjetos de las puertas se encuentran tapizados, lo que evita molestos movimientos de las llaves o del móvil.

    En el apartado de habitabilidad diré que cuenta con espacio suficiente para las piernas y altura para una persona incluso de 2 metros, no cuenta con un excesivo espacio como puede parecer desde fuera pero no peca de justo. El puesto de conducción y el del copiloto es envolvente por la forma del salpicadero, pero no es agobiante, y subjetivamente lo catalogo como un toque de deportividad. Se echa en falta un hueco en el salpicadero para apoyar el teléfono móvil, en la bandeja del reposabrazos que aloja el puerto USB no entra un smartphone de tamaño medio, y el simple hecho de cargar el teléfono se convierte en algo difícil.

    El equipo de audio destaca inicialmente por el sonido, es limpio y claro, en cambio su uso queda alejado del puesto de conducción, llegando a obligar a despegar la espalda del asiento, siendo el táctil bastante preciso y los mandos en el volante correctos. En la pantalla del mismo se concentra la gran mayoría de ajustes del vehículo, entre los cuales la desactivación del sistema Start&Stop, al que se llega después de pasar por varios menús, nada intuitivo.

    El navegador de la unidad probada mostró aleatorios problemas de ubicación y tramos no cartografiados, su uso es intuitivo, y salvo las incorrecciones señaladas, su manejo y efectividad es correcto.

    Gran acceso a las plazas traseras, amplio, con puerta grande. Los asientos igual que los delanteros, excelentes, espacio suficiente, con el sistema isofix. Como mejora cambiaría la ubicación de los mandos del elevalunas, pueden ser inaccesibles en el caso de ir tres personas atrás. El punto de 12V en cambio puede resultar cómodo en alguna situación en que se requiera un punto eléctrico. Los cristales oscurecidos le aportan además de privacidad, comodidad en los viajes al evitar las radiaciones solares.

    Cuando nos dirigimos a la parte trasera, nos topamos con un portón de grandes dimensiones que da acceso a los 468 litros de maletero, con suelo alto, evitando malas posturas al subir objetos voluminosos y pesados. Si decidimos meter una bicicleta, podemos abatir los asientos y el espacio crece considerablemente.

    La conducción urbana se hace algo pesada no solo por sus dimensiones, sino por la dureza de la dirección. Tal vez sería un punto a mejorar el incluir un ajuste manual de la dureza de la misma para condiciones urbanas, un modo ciudad por ejemplo, o automáticamente que se endurezca en función a la velocidad.

    ¡Gracias por darme la oportunidad!